+34 687 496 669

Search
Close this search box.

Trastorno Disfórico Premenstrual

Hoy en día, es muy normal que las mujeres tengan distintos cambios a nivel hormonal, dentro de sus ciclos menstruales y estos influyen en el estado de ánimo, sin embargo, existe una patología en la que estos cambios se pueden manifestar de una forma muy brusca, y, es allí, donde hablamos del Trastorno Disfórico Premenstrual, el cual iremos conociendo mucho más a lo largo de este artículo, es un tema bastante interesante y que muy pocas personas conocen, así que si te interesa conocer más sobre este tema, te invito a seguir leyendo.

Trastorno Disfórico Premenstrual

¿En qué consiste el Trastorno Disfórico Premenstrual?

En un inicio, es importante definir el Trastorno Disfórico Premenstrual, el cual no es más que un trastorno del estado del ánimo, el cual afecta a las mujeres, se presenta una semana anterior al inicio de la menstruación, luego desaparece los primeros días que ésta inicia, las mujeres que experimentan este tipo de trastorno en específico, sufren cambios de humor que pueden incluir cambios de ánimo que son bastante marcados, estos estados pueden ser de depresión, ansiedad, sentimientos de impotencia, o también puede existir una disminución en el interés de sus actividades, todo esto según el diccionario de la American Psychological Association (APA).

De igual manera, consideremos que este trastorno también es catalogado como el Síndrome Premenstrual Grave, ya que posee los mismos síntomas de forma intensa y de conducta, que se manifiestan de forma previa a la llegada de la menstruación, y esto sin duda, afecta la vida cotidiana de muchas mujeres, así como también su bienestar.

¿Cuáles son los Síntomas del Trastorno Disfórico Premenstrual?

Es importante conocer que, en cuanto a la sintomatología, el Trastorno Disfórico Premenstrual y el Síndrome Premenstrual, debemos conocer que tienen una cierta relación en cuanto a sus síntomas, y es que ambos comparten esa alteración en el estado de ánimo.

Qué es el Trastorno Disfórico Premenstrual

No obstante, debemos entender que existen ciertas diferencias entre este trastorno y el Síndrome Premenstrual, y es que este último, no es tan agresivo en cuanto a afectar la vida cotidiana de las mujeres, mientras que en el caso de este Trastorno Disfórico Premenstrual su sintomatología es muchísimo más intensa y fuerte, por lo que afecta enormemente la vida cotidiana de distintas mujeres.

Sin embargo, a continuación, conoceremos algunos de los síntomas que más se presentan en el Trastorno Disfórico Premenstrual, es muy importante siempre resaltar que no existe un patrón único y definitivo en cuanto a los síntomas existentes para este trastorno, ya que esto se puede presentar de forma bastante variada dependiendo de la mujer, también es importante dividir los síntomas físicos y los que se dan a nivel psicológico, por ello, vamos a conocerlos a continuación.

Síntomas Psicológicos del Trastorno Disfórico Premenstrual

En cuanto al ámbito psicológico, que se ve afectado debido al Trastorno Disfórico Premenstrual, tenemos que los síntomas más frecuentes son los siguientes, a considerar:

  • Sentimientos de desesperanza y tristeza, en donde, en numerosas ocasiones, incluso, las mujeres afectadas pueden llegar a tener pensamientos suicidas.
  • Sienten mucha atención.
  • Pueden notar un nivel de ansiedad constante.
  • Anhedonia o cierto desinterés en distintas actividades, así como relacionarse con otras personas.
  • Pérdida de control.
  • Episodios de llanto excesivo.
  • Es posible que, en algún punto, puedan manifestar algún ataque de pánico.
  • Presentan irritabilidad.
  • Cambios drásticos en el estado de ánimo.
  • Muchas veces, recurren a la ingesta excesiva de ciertos alimentos, que no sean considerados como saludables.
  • No se concentran con facilidad.
  • Sufren alteraciones del sueño, lo cual perjudica su estado de ánimo.

Síntomas Físicos del Trastorno Disfórico Premenstrual

Dentro de los síntomas físicos que puede desencadenar el Trastorno Disfórico Premenstrual más recurrentes tenemos los siguientes, que consideraremos:

  • Se presenta un alto nivel de sensibilidad mamaria.
  • Hacen acto de presencia unos dolores de cabeza constantes.
  • Existe una distensión abdominal y gases.
  • Ocurren dolores a nivel muscular y también en las articulaciones.

¿Cuáles son las causas del Trastorno Disfórico Premenstrual?

En este apartado, podríamos decir que muchas personas en este caso, se preguntan las causas que existen sobre el Trastorno Disfórico Premenstrual, y realmente con respecto a esto, no existe una respuesta definitiva puesto que pueden ser muy variadas, incluso, este trastorno puede provenir de una combinación de distintos factores de riesgo, ser totalmente diferentes para cada mujer, sin embargo, a continuación, conoceremos algunas de las causas más frecuentes, las cuales son:

Causas del Trastorno Disfórico Premenstrual

  • En primer lugar, tenemos los cambios hormonales, ya que muchas de estas alteraciones a nivel hormonal durante los periodos menstruales, tienen un papel bastante fundamental, la cual es la causa de este trastorno.
  • En segundo lugar, hacemos énfasis también en lo importante que es el tomar en cuenta que la genética muchas veces, juega un papel fundamental en la aparición del Trastorno Disfórico Premenstrual, por lo que si tenemos algún familiar directo que sufra de este trastorno, es muy probable que nosotros también podamos padecerlo.
  • En tercer lugar, tenemos que la alimentación también juega un papel fundamental en la aparición de este trastorno, y es que el consumo excesivo de cafeína puede ocasionar los síntomas del mismo, también un consumo excesivo de alcohol.
  • En cuarto lugar, podríamos decir que, aunque muchas personas no lo crean la sensibilidad al estrés es otro factor que favorecen a la aparición de esta patología, muchas mujeres que son sensibles al estrés que genera la aparición de este trastorno, experimentan un aumento de los síntomas premenstruales.
  • En quinto lugar, tenemos que existen ciertos factores en cuanto a la salud física, que pueden favorecer el aparecimiento de este trastorno, como, por ejemplo, el sobrepeso y más si éste se combina con otros factores de riesgo.
  • En sexto lugar, tenemos el hecho de realizar ejercicios frecuentemente, lo cual, sin duda, puede llevar a que la persona tenga una vida sedentaria, ya que la falta de ejercicios favorece a la aparición del Trastorno Disfórico Premenstrual.
  • En séptimo lugar, y, por último, pero no menos importante, es de suma importancia tener en cuenta, que ciertos trastornos psicológicos pueden influir en la aparición de este trastorno, ello, debido a que, en muchas ocasiones, los trastornos como la depresión mayor, el trastorno afectivo emocional y muchos otros trastornos que posean cuadros ansiosos bastante marcados, influyen en la aparición del Trastorno Disfórico Premenstrual.

Aunado a lo antes expuesto, es importante tener en cuenta, que si posees este tipo de trastorno debes acudir con un profesional de la salud mental para que él pueda ayudarte a identificar de forma correcta los síntomas de esta patología, ya que, muchas veces, se confunde con el Síndrome Premenstrual, y es necesario que también se tome en cuenta todos los síntomas que estemos sintiendo, ya que a raíz del nivel de la intensidad que esto pueda tener, es que el especialista podrá realizar un diagnóstico más correcto sobre qué poseemos realmente.

¿Cómo se hace el diagnóstico del Trastorno Disfórico Premenstrual?

Este apartado, el cual es muy importante, digamos que, a la hora de emitir un diagnóstico sobre este trastorno, no existe ningún tipo de prueba diagnóstica, ni a nivel físico, ni psicológico que nos permitan elaborar esa evaluación directa y rápida para detectar este trastorno, es por eso, que para que un diagnóstico pueda realizarse de forma adecuada y se evite cualquier tipo de confusión con otro desorden a nivel psicológico.

Aunado a lo antes agregado, es importante que al paciente se le realice una historia clínica completa, la cual, esta muchas veces es necesario que vaya acompañada de una evaluación psiquiátrica y distintos exámenes físicos, así como también un examen ginecológico exhaustivo de la persona.

Debido a ello, podemos traer a colación también otra técnica bastante útil para poder diagnosticar esta afección, es que el paciente realice una autoevaluación a través de un calendario o diario que reflejen sus síntomas, en el cual se pueda anotar todos los síntomas, allí colocamos un registro muy exhaustivo de estos, así como también en qué momento aparecen cada síntoma y bajo qué circunstancias se manifiesta.

En este sentido, debemos considerar que lo más importante es tener ese diario de los síntomas durante al menos dos ciclos menstruales. para poder determinar las posibles causas que ocasionan este trastorno, y así indicar un tratamiento que se ajuste a las necesidades que pueda tener el paciente, también realizar este tipo de registros puede ayudar a la evolución de la persona durante todo el tratamiento y esto, sin duda, se verá reflejado en sus resultados y logros.

¿Cuál es el tratamiento del Trastorno Disfórico Premenstrual?

Este apartado, es vital, puesto que cuando hablamos de tratamiento, hablamos del método de combatir este trastorno, y es que, una vez que se logra un diagnóstico exhaustivo y exacto del Trastorno Disfórico Premenstrual, es muy importante que el profesional sanitario, proceda a realizar un tratamiento farmacológico, todo esto puede ser con el objetivo de lograr disminuir toda la intensidad que tiene de los síntomas, y así irá disminuyendo el malestar para que también el paciente pueda recibir terapia psicológica.

Tratamiento del Trastorno Disfórico Premenstrual

Ahora bien, dentro de esta terapia farmacológica se hace uso de medicamentos antidepresivos, como, por ejemplo, la fluoxetina o sertralina, estas son muy beneficiosas para la disminución de la sintomatología que se presenta a nivel emocional, así como también ayuda con la fatiga y a las dificultades que nos topemos para dormir, en ocasiones, se hace uso de píldoras anticonceptivas para que exista un mayor equilibrio hormonal y, a su vez, emocional.

Por otra parte, también existen casos en los que se ha hecho uso de suplementos nutricionales como el triptófano, vitamina B6 o el magnesio, y, esto sin duda, han arrojado resultados favorables para tratar los síntomas de este trastorno en desarrollo.

No obstante, según ciertos estudios, el utilizar distintos remedios naturales como el sauzgatillo, pueden sin duda también tener resultados favorables a la hora de disminuirlos, ayuda a combatir algunos síntomas como la irritabilidad, fluctuaciones o también la sensibilidad mamaria.

Sin embargo, antes de proceder con cualquier tipo de tratamiento, aunque este sea natural, es importante siempre consultar con un profesional médico y que esté avalado, lo cuál es la mejor opción para tratar la sintomatología de la paciente.

Por consiguiente, en cuanto a este tratamiento farmacológico, es de suma importancia, también que se inicie un proceso psicoterapéutico en el cual se podrán abordar distintos problemas a nivel psicológico del Trastorno Disfórico Premenstrual, o algunas complicaciones que éste tenga en el día a día de las pacientes.

Para finalizar, debemos tener en cuenta, que, no cabe duda alguna de que, muchas veces, la menstruación deja distintas alteraciones a nivel hormonal a la mayoría de las mujeres, sin embargo, cuando hablamos del Trastorno Disfórico Premenstrual que va muchísimo más allá y que afecta enormemente la vida de las mujeres, siempre debemos tomar en cuenta qué síntomas estamos presentando, y con qué intensidad pueden llegar a ser, cómo afecta la vida del individuo, y así podremos evaluar si tenemos este trastorno, siempre y cuando todo esto vaya de la mano con un profesional de la salud quién nos ayude en ese proceso de identificar si lo padecemos, para que de este modo, nos ayude con las herramientas necesarias para tratarlo.

Te invitamos a leer nuestro artículo acerca de ¿Cómo tener vínculos sanos en mi relación de Pareja?

Referencias Bibliográficas

Agostini, Giorgio. «Trastorno disfórico premenstrual (TDPM).» Psiquiatría y Salud Mental 35.3/4 (2018): 238-243.

Besio, Camila, Vania Martínez, and Adela Montero. «Síndrome Premenstrual y Trastorno Disfórico Pre-menstrual en la Adolescencia.» Rev. Chil. Psiquiatr. Neurol. Infanc. Adolesc./Volumen 23.3 (2012).

López-Mato, Andrea, et al. «Trastorno disfórico premenstrual.» Revista chilena de neuro-psiquiatría 38.3 (2000): 187-195.

Ramos, Mónica Flores, Martha Ontiveros Uribe, and José Cortés Sotres. «Comparación entre el tratamiento continuo y el intermitente con citalopram para el trastorno disfórico premenstrual.» Salud Mental 26.3 (2003): 37-45.

1 comentario en «Trastorno Disfórico Premenstrual»

Deja un comentario