Trastorno del Desarrollo en niños y niñas

Podríamos definir a los Trastornos del Desarrollo, a lo que se observa cuando no se logran cumplir los hitos del desarrollo que se dan en cada área, lo cual como consecuencia genera un desfase a nivel social, funcional, académico e incluso cognitivo. Este tipo de trastornos en particular, pueden ocasionar repercusiones en habilidades a nivel motor, cognitivo y conductual, es por eso, que se pueden ver afectadas las áreas del desarrollo del niño.

Trastorno del Desarrollo

Ahora bien, todas esas afecciones traen consecuencias en la vida cotidiana del niño como, por ejemplo, las dificultades a nivel motor limitante, tanto la funcionalidad, como la autonomía del niño. Por otro lado, si se ve afectado el lenguaje puede ocasionar problemas en la comunicación y limitar la participación del niño con su entorno. En este artículo, buscaremos abordar con más profundidad todo lo relacionado a los Trastornos del Desarrollo.

¿Cómo diagnosticarlo?

Para proceder a diagnosticar cualquier Trastorno del Desarrollo, es importante como primera instancia recoger información de la familia, escuela y entorno cercano al paciente, recordemos que en este tipo de casos mientras más visiones del niño se tengan, más objetivos podremos ser.

Ahora bien, luego se pueden comenzar a aplicar una serie de pruebas estandarizadas y baremadas, así como también observaciones y pruebas no estructuradas. Para ese procedimiento, se hace uso tanto de herramientas y pruebas clásicas, como de las que son de nueva tecnología.

En este sentido, se procede a hacer uso de una valoración en los aspectos que se encuentran implicados en el área del desarrollo afectada, así como también se toma en cuenta cualquier implicación que se de en alguna otra área. Se realiza un estudio, de las conductas del infante, los problemas en casa y en la escuela, debido a que dependiendo del entorno el niño puede mostrar distintas dificultades.

Tipos de Trastornos del Desarrollo.

Al igual que cualquier otro grupo de trastorno, los Trastornos del Desarrollo, están conformados por un grupo de las patologías, las cuales explicaremos más detalladamente a continuación.

Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH).

El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad o también conocido por sus siglas TDAH, es un trastorno del neurodesarrollo, el cual normalmente inicia en edad infantil y como características principales posee inatención (no puede mantener la atención durante un periodo de tiempo), hiperactividad (exceso de movimientos los cuales no se ajustan al entorno) e impulsividad (suelen tener actos bastante precipitado que ocurren en situaciones sin pensar en las consecuencias). Por esas razones es que normalmente, las personas con esta patología les cuestan poder adaptarse a su entorno, ya sea a nivel escolar o familiar. Es muy común también que tengan un rendimiento que esté por debajo de sus capacidades, y en algunos casos es posible que desencadenen trastornos emocionales y de comportamiento.

Ahora bien, esta enfermedad estadísticamente, se podría decir que afecta a un 3% a 7% de los niños de edad, y es por eso que es de suma importancia para el diagnóstico del Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad, que dichos déficits se presenten antes de los 12 años de edad y que estos tengan una intensidad/frecuencia superior a la normal, quede de cierto modo esto, como consecuencia afecte la vida del niño sin ninguna razón médica de por medio.

Síntomas.

Si nos regimos por el manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM-V), este suele indicar que el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad, puede presentarse de distintas formas y varían los síntomas en cada una de ellas:

  • Predominancia inatención: Esta suele ser bastante difícil para detectarla y los síntomas que presentan los pacientes son:
  • Dificultad a la hora de mantener la atención o dificultad para fijarla en detalles.
  • Se les hace muy complicado culminar alguna tarea.
  • Dificultad para escuchar, seguir instrucciones u órdenes.
  • Desordenado y pierden objetos con facilidad.
  • Suelen evitar a toda costa, realizar cualquier tipo de actividad que requiera atención.
  • Cambian de conversación muy seguido.
  • Distracción con facilidad y olvidas cosas cotidianas.
  • Predominio de hiperactividad o impulsividad: A diferencia de los del punto anterior, estos son fáciles de reconocer por su sintomatología, la cual es:
  • Se mueven constantemente debido a que les cuesta mantenerse quietos.
  • Hacen mucho ruido y esto lo pueden hacer ya sea durante actividades tranquilas, como actividades movidas.
  • No terminan las actividades debido a que cambian constantemente de actividades.
  • No son constantes.
  • Hablan de forma excesiva y no espetan los turnos a la hora de hablar.
  • Impacientes.
  • No piensan las cosas antes de actuar.
  • Quieren tocarlo todo.
  • Tienen una combinación entre la falta de atención e hiperactividad/impulsividad.

    ¿Necesitas mi ayuda? ¡Dime que necesitas!




    Trastorno del Espectro Autista.

    Los Trastornos de Espectro Autista, son trastornos que pertenecen a los Trastornos del neurodesarrollo, los cuales son una desviación cualitativa significativa en el desarrollo normal del niño.

    Sin embargo, a lo que se refiere el término espectro, simboliza que existe una gran variedad de características y rasgos dentro de un contínuum de gravedad, la cual puede ir de leve a muy grave. Es por esa razón, que los Trastornos de Espectro Autista, buscan englobar todos los casos, ya sean graves o leves.

    Por otra parte, los casos de este tipo de trastornos pueden ser bastante distintos y es que la gravedad en si, se basa en los deterioros que hay en la comunicación social, así como también en ciertos patrones de comportamientos restringidos y repetitivos, los cuales se pueden ver descritos en el manual de criterios diagnósticos (DSM-V), adicional a esto, se podría decir que en ocasiones, esta enfermedad puede ir acompañada por cierto déficit intelectual, deterioro de lenguaje u otro trastorno perteneciente al Neurodesarrollo.

    Por consiguiente, dentro del Trastorno de Espectro Autista podemos encontrar el trastorno autista, síndrome de Asperger, el síndrome de Rett, trastorno desintegrativo infantil y por último, el trastorno general del desarrollo no especificado.

    Síntomas.

    Los niños que sufren del Trastorno de Espectro Autista, se podrían decir que tienen tres síntomas principales, los cuales afectan la comunicación, las habilidades sociales y el conocimiento, sin embargo, estas características pueden ir variando a continuación, explicaremos más detalladamente las áreas que se encuentran afectadas.

    Comunicación.

    En los pacientes con esta enfermedad no logran desarrollar lo que es el discurso verbal normal o las habilidades no verbales, que normalmente, poseen los niños que tienen la misma edad, también pueden presentar una serie de problemas a la hora de comprender el significado del lenguaje, ya sea escrito o hablado, uno de los primeros indicios de que su hijo tiene cierta dificultad en la comunicación, puede ser a través de la detección de las siguientes características:

    • Cuando el niño cumple un año de edad y éste no logra ni siquiera, parlotear o ya sea decir alguna palabra sin significado o señalar, es una alarma a la cual hay que prestarle mucha atención.
    • Otra posible característica puede ser que el niño normalmente, no responda a su nombre.
    • Por último, no logran aprender ninguna palabra a los 18 meses de edad.

    Debido a ello, es muy común que los niños con esta enfermedad tomen el significado de las palabras de forma exacta, es decir ellos entenderán las palabras de una forma muy literal y eso les impedirá comprender cualquier tipo de broma o sarcasmo, adicional a esto tienen ciertas dificultades para poder comprender el lenguaje corporal y las expresiones.

    Cabe destacar, que cuando sean más grandes puede que en ocasiones muestren cierto empleo insólito de lenguaje, y tengan una serie de dificultades para comenzar una conversación o simplemente darles continuidad. En el caso de que, el niño tenga un autismo severo este no podrá hablar absolutamente nada, sin embargo, él puede lograr comunicarse de otras maneras como por ejemplo haciendo uso de signos o utilizando dibujos.

    pueden ocasionar repercusiones en habilidades a nivel motor, cognitivo y conductual,

    Habilidades sociales.

    Los pacientes que poseen Trastorno de Espectro Autista, puede que tengan una serie de dificultades a la hora de relacionarse con los demás, hacer amistades o simplemente entrar en cualquier tipo de contacto con sus iguales, para ellos resulta bastante difícil afrontar nuevas situaciones, por ejemplo, es normal que, si su hijo posee Trastorno de Espectro Autista, se presente alguno de los siguientes síntomas:

    • Ellos no buscan gestos de afecto, es decir, se opone ya sea a ser abrazados o besados.
    • Normalmente, prefieren pasar el tiempo con ellos mismos. en lugar de con otras personas
    • No suelen entender los pensamientos y las emociones que poseen los demás.
    • Para ellos es bastante difícil poder aceptar reglas sociales simples, lo cual puede generar una serie de problemas a nivel escolar.
    • Resulta bastante complicado que ellos puedan controlar sus emociones y es por eso, que en ocasiones estas son expresadas a través de arrebatos de cólera o agresiones.

    Comportamiento e intereses.

    Cuando los niños poseen Trastorno de Espectro Autista, muestran poco interés en los que son juegos que implican cualquier tipo de fingimiento o imaginación. En lugar de eso, puede que se muestren mucho más entusiasmados en actividades o intereses que sean más repetitivos, en los que se pueda presentar una conducta con rituales muy marcados.

    Asimismo, en el caso de que su hijo presente algún tipo de interés especial durante una edad bastante temprana como el coleccionismo, la música, otras artes, es muy probable que esto sea un signo que padece Trastorno de Espectro Autista, sin embargo, siempre es importante acudir con un profesional puede diagnosticar correctamente la enfermedad

    Otros síntomas.

    Por último, debemos tener en cuenta que adicional a los síntomas que pueden afectar la comunicación, las habilidades sociales, los intereses, incluso el comportamiento, también existen otros tipos de síntomas los cuales son:

    • Se aferran a una serie de rutinas continuas y molesta en esas situaciones puede que se enfaden mucho.
    • Muestran una serie de apreciación o mucha sensibilidad al escuchar, leer, tocar o simplemente degustar algo.

    Ahora bien, en muchos casos, los niños que presentan este tipo de enfermedad puede que presenten también otras patologías tales como, el Trastorno por Déficit de atención con Hiperactividad, la dispraxia, epilepsia, entre otros.

    diagnosticar cualquier Trastorno del Desarrollo

    Problemas de conducta.

    Dentro de los Trastornos del Desarrollo, podemos encontrar una serie de problemas de conducta, recordemos que los problemas a nivel de comportamiento comienzan cuando el niño muestra ciertas conductas desadaptadas activas, como, por ejemplo, mostrar su hostilidad y agresividad hacia las otras personas de su entorno, lo cual, en algunos casos, se puede ver provocado por un trastorno a nivel del desarrollo.

    Tartamudez.

    También es importante mencionar, que dentro de los Trastornos del Desarrollo podemos encontrar la tartamudez, la cual es una enfermedad muy característica debido a repeticiones frecuentes o prolongaciones de sonidos o sílabas, de esta manera, también hace referencia a otras alteraciones dentro de la fluidez del habla, como pausas dentro de una palabra, silencioso, sustitución de algunas palabras por otras, interjecciones, entre otros, lo cual puede afectar la fluidez a la hora de comunicarnos.

    Síndrome de Tourette.

    Se conoce como Síndrome de Tourette, a un trastorno neurológico, el cual genera que la persona que lo padece realice una serie de movimientos y sonidos de forma involuntaria, todo esto sin ningún fin determinado.

    Normalmente, dichos movimientos se repiten de una forma bastante intermitente y puede que vayan incrementando en situaciones que le generan al paciente estrés, esta enfermedad suele ser considerada grave y crónica de los tics múltiples.

    Síntomas.

    Se podría decir que uno de los primeros síntomas que aparecen durante la primera etapa del desarrollo de esta enfermedad, inicia aproximadamente entre los 8 y 11 años de edad y su intensidad puede ser bastante variada. Los pacientes que lo poseen, pueden tener períodos llenos de tics constantes y muy frecuentes, mientras que en otros casos no tienen la presencia de esto, sino que puede ser inexistente, en el caso de los niños pueden llegar a tener tres y cuatro veces más probabilidades de padecer esta enfermedad en comparación con las niñas.

    De igual manera, dentro de los síntomas podemos encontrar lo que son los tics o complejos, los cuales explicaremos, a continuación:

    • Tics simples: Hace referencia a una serie de movimientos breves, involuntarios e imprevistos, los cuales afectan a un número completo y limitado de grupos musculares, a pesar de que estos puede que se presenten de una forma aislada, son bastante repetitivos, un ejemplo claro de esto podría ser parpadear, encoger los hombros, respirar de forma fuerte por la nariz, mover la cabeza, entre otros.
    • Tics complejos: Hace referencia a movimientos coordinados y cíclicos, los cuales afectan a distintos grupos de músculos como, por ejemplo, la persona le puede dar por patalear, dar un salto, olfatear objetos, entre otros, este tipo de tics requieren un tipo de procesamiento mental mucho más complejo y abstracto.

    Debido a ello, es que esta enfermedad es bastante característica, debido a los problemas que se ocasionan a la hora de inhibir conductas breves.

    Enuresis.

    Por último, otro problema que puede ocurrir dentro de los Trastornos del Desarrollo, es la presencia de micciones incontroladas, que van mucho más allá de la edad en la que se logra el control de la vejiga, es decir, de cuatro a seis años de edad, para que esto sea catalogado se debe excluir cualquier tipo de otro trastorno, infección que esté provocando esa incontinencia, se puede dar tanto de forma diurna, como nocturna que es la más frecuente.

    Para finalizar, no hay duda, de que los problemas a nivel del desarrollo pueden que, en ocasiones, sean bastante comunes, sin embargo, recordemos que siempre es importante diagnosticar los de forma adecuada con un profesional, en el caso que exista la sospecha que se puede padecer algún tipo de enfermedad a nivel del desarrollo, tratada por los expertos y así lograr resultados favorables.

    Disgrafía: Definición.

    Trastorno de la Escritura (Disgrafia)

    El Trastorno de la Escritura o Disgrafía es un trastorno que afecta el desarrollo de los niños y niñas a ...
    Leer Más
    Disgrafía: Definición.

    Trastorno de la Lectura (Dislexia)

    Cabe destacar, que en este mundo podemos encontrar persona que les encanta la lectura, ya sea por hobby o método ...
    Leer Más
    Trastorno de Déficit Atencional

    Déficit de Atención

    En algún momento de nuestra vida hemos oído hablar acerca del trastorno de déficit de atención, el cual es un ...
    Leer Más

    Deja un comentario