+34 687 496 669

Síndrome alcohólico fetal

El síndrome alcohólico fetal es una condición que un niño adquiere cuando tiene una exposición al alcohol mientras se encuentra dentro del vientre de la madre. Los problemas secundarios a esta exposición pueden variar de un niño a otro.

Conoce qué es el Síndrome alcohólico fetal

Sin embargo, lamentablemente, los daños producidos son, en algunos casos, irreversibles.

Generalmente, las lesiones provocadas por el síndrome alcohólico fetal afectan al cerebro y provocan daños en su funcionamiento. También produce graves alteraciones relacionadas con el crecimiento.

Es importante destacar que no existe una cantidad segura de alcohol que se pueda ingerir durante el embarazo. Por lo tanto, es esencial evitar el consumo de alcohol, tabaco y sustancias estupefacientes para prevenir algunas complicaciones en los niños.

Ahora bien, si existe sospecha de que el niño pueda padecer esta afección, lo mejor es realizar una evaluación médica para reducir los riesgos provocados por este tipo de trastorno.

¿Cómo se desarrolla el síndrome alcoholismo fetal?

El síndrome de alcoholismo fetal se produce cuando la madre ingiere alcohol durante el embarazo. Esto provoca que el alcohol entre en el torrente sanguíneo materno y atraviese la placenta hasta afectar al feto.

Quieres saber que es el Síndrome alcohólico fetal

El bebé en crecimiento no tiene la capacidad de metabolizar el alcohol como lo hacen los adultos. Como consecuencia, el alcohol se concentra en la sangre fetal en cantidades mayores que en el cuerpo de la madre.

Es ahí, cuando esta sustancial interrumpe el suministro de oxígeno, así como también la adecuada nutrición del feto en crecimiento. Y como resultado, se desencadenan daños en el bebé que se está desarrollando dentro del vientre materno.

¿El consumo de alcohol en cualquier etapa del embarazo produce el Síndrome alcohólico fetal?

Estas lesiones son más riesgosas cuando se ingiere alcohol durante el primer trimestre del embarazo. Ya que, en los primeros meses es cuando se desarrolla el cerebro, el corazón y los vasos sanguíneos. Claro está, el riesgo puede estar presente durante toda la gestación.

Por otro lado, como se mencionó al inicio, no existe cantidad de alcohol segura que se pueda ingerir durante el embarazo. Es por todo esto, que resulta necesario evitar el consumo de este tipo de bebidas mientras se está embarazada.

Signos y síntomas del trastorno alcohólico fetal

¿Cómo se desarrolla el síndrome alcoholismo fetal?

Estas manifestaciones son frecuentes en niños y adultos cuyas madres ingirieron alcohol de modo imprudente durante el embarazo. No obstante, los síntomas pueden manifestarse de diferentes maneras.  Por lo tanto, es normal que no todos presenten las mismas características.

A continuación, se muestran los signos y síntomas más frecuentes que se presentan en esta condición:

  • Discapacidad intelectual, es común que presenten un bajo coeficiente intelectual.
  • Bajo peso.
  • Trastornos del lenguaje.
  • Descoordinación motora.
  • Alteración de la memoria.
  • Bajo rendimiento escolar.
  • Deficiente capacidad para razonamiento.
  • Hiperactividad y déficit de atención.
  • En los bebés es frecuente que presenten problemas al succionar.
  • Afectación del corazón, riñones y huesos.
  • Deficiencia en las habilidades sociales.

Además, es usual que este tipo de personas presenten rasgos físicos característicos, tales como:

  • Perímetro cefálico menor que el de promedio.
  • Surco subnasal menos marcado de lo normal.
  • Ojos pequeños.
  • Labio superior delgado.
  • Nariz pequeña, corta y elevada.
  • Deformidad de las articulaciones y los dedos.
  • Baja talla.
  • Problemas de audición y visión.

    ¿Necesitas mi ayuda? ¡Dime que necesitas!




    Conoce los tipos de trastorno del espectro alcohólico fetal

    Dependiendo de los síntomas, se pueden clasificar los tipos de síndrome alcohólico fetal en 4 clases.

    Cada uno de ellos se describen a través de distintas terminologías que se muestran a continuación:

    1. Síndrome alcohólico fetal: es la forma más severa de esta enfermedad. Por lo general, quienes la padecen presentan casi todos los signos y síntomas antes descritos.
    2. Trastorno del neurodesarrollo relacionado con el alcohol: este grupo se caracteriza por tener problemas intelectuales con dificultades para el aprendizaje. Además, es común que presenten problemas de conductas y dificultad para controlar sus impulsos.
    3. Defectos del nacimiento relacionados con el alcohol: se trata de problemas asociados con el normal desarrollo de los órganos, como el corazón, los riñones y el sistema músculo-esquelético.
    4. Trastorno neuroconductual relacionados con la exposición prenatal al alcohol: este tipo de trastorno fue incluido recientemente dentro del Manual Diagnóstico y Estadístico (DMS-5) de la sociedad Americana de Psiquiatría (APA).

    Las personas con este tipo de afección presentan problemas en 3 áreas. La primera involucrada es el área para pensar o razonar, por lo que un niño con este trastorno puede olvidar habilidades que antes había aprendido. La segunda, está relacionada con los trastornos de la conducta, como ira incontrolable y dificultad para la atención. Y, por último, problemas para adaptarse a la vida cotidiana.

    Por otro lado, la APA considera que para desarrollar este trastorno se debe ingerir durante el embarazo un número mayor de 13 bebidas alcohólicas por mes. O una cantidad de más de 2 tragos en una misma ocasión.

    Que exista una exposición prenatal al alcohol.

    ¿Cómo se realiza el diagnóstico del síndrome alcohólico fetal?

    El diagnóstico de este tipo de afección suele ser un poco difícil, puesto que no hay pruebas especiales que permitan confirmar este trastorno. Sin olvidar que existen otras patologías que presentan sintomatologías similares a la del síndrome alcohólico fetal, tales como: el síndrome de Williams y el déficit de atención e hiperactividad.

    De cualquier forma, para realizar el diagnóstico, los médicos les prestan atención a las siguientes señales:

    • Que exista una exposición prenatal al alcohol.
    • La presencia de problemas que afecten el sistema nervioso central.
    • Índices antropométricos: talla o peso por debajo de lo normal para la edad.
    • Rasgos faciales anormales.

    Cuál es el tratamiento del alcoholismo fetal

    No existe cura para el síndrome alcohólico fetal. De hecho, una vez que se producen los daños, estos durarán toda la vida. Sin embargo, se conoce que el diagnóstico y la intervención temprana son indicativos de un buen pronóstico.

    En este sentido, hoy en día existen distintos tratamientos que pueden ayudar a mejorar el desarrollo del niño.

    Las terapias de conducta y de lenguaje, el apoyo para los padres y familiares, así como algunos medicamentos para tratar los síntomas, resultan ser la mejor conducta a tomar para facilitar la vida de las personas con el síndrome alcohólico fetal.

    Deja un comentario