Fobias o trastornos de ansiedad

Sin duda, a lo largo de nuestra vida, mayormente en la infancia, etapa en la que normalmente, no sabemos gestionar del todo las emociones, sobre todo en situaciones en las que existe un miedo elevado, asco, susto imprevisto, entre otras. Es por ello, que dichas situaciones mayormente son asociadas a un objeto, situación o ser vivo, el cual en muchas ocasiones puede quedarse en nuestra memoria o dejar una huella que mantiene esa asociación en nuestro cerebro.

Ansiedad, Pánico y Fobias

En este sentido, la aparición del estímulo en específico ya sea asociado o cualquier otro relacionado con él, hace que la personas vuelva a tener la misma sensación, y con el mismo nivel de intensidad que cuando la vivió la situación traumática, o desagradable en el pasado.

Debido a ello, en ocasiones las Fobias pueden ser bastante intensas, a tal punto en el que pueden llegar a ser muy limitantes en la vida de la persona, ante ello, imaginemos una Fobia severa a los pájaros o a cualquier estímulo que se relacione con ellos, ya sean las plumas, su canto, entre otros posibles estímulos que se relacione o sea alusivo a la Fobia inicial.

Asimismo, esta Fobia impide, que esta persona sea capaz de salir a la calle con normalidad, que haga una excursión al campo, o viva en lugares cercanos a la naturaleza.

Diagnóstico de las Fobias o trastornos de ansiedad según el DSM-5

Ahora bien, es importante también conocer los criterios diagnósticos para cada Fobia específica, según el manual estadístico de los Trastornos mentales, los cuales son los siguientes, a saber:

  • Miedo o ansiedad intensa: En primer lugar, tenemos lo que es el miedo o ansiedad que se genera, como puede ser por un objeto o situación específica, por ejemplo, a la acción de volar, las alturas, los animales, la administración de una inyección o ver sangre.

 

  • Nota: En segundo lugar, se trata de los niños, el miedo o la ansiedad que se puede expresar con llanto, rabietas, o también quedarse paralizados o aferrarse.

 

  • El objeto o la situación fóbica: En tercer lugar, tenemos que la situación en sí se evita o resiste activamente, con miedo o ansiedad inmediata.

 

  • El miedo o la ansiedad: En cuarto lugar, nos encontramos con que dicho miedo, es desproporcionado al peligro real que posee el objeto o situación en específico, y al contexto sociocultural.

 

  • El miedo o la ansiedad o la evitación: En quinto lugar, tenemos que el miedo es constante, y dura un tiempo aproximado entre seis o más meses.

 

  • El miedo, ansiedad o la evitación: En sexto lugar, se refiere a la misma, como una causa que genera malestar a nivel clínico de forma significativa, o deterioro a nivel social, laboral u otras áreas importantes en el desarrollo humano.

 

  • La alteración: Por último, y en séptimo lugar, nos referimos a que dicha alteración, no se explica mejor por ningún síntoma perteneciente a otro Trastorno mental, como el miedo, la ansiedad, y la evitación de situaciones asociadas a síntomas tipo pánico u otros síntomas que resultan incapacitantes para el sujeto, como por ejemplo puede ser la Agorafobia, por objetos o situaciones relacionados con obsesiones, como en el Trastorno obsesivo-compulsivo, recuerdo de sucesos traumáticos, como suele ocurrir en los casos de Trastorno de estrés postraumático, el dejar el hogar o separación de las figuras de apego, como puede pasar en el Trastorno de ansiedad por separación, o situaciones sociales, como pasa en el Trastorno de ansiedad social.
Aunado a lo antes señalado, será necesario conocer los distintos tipos de criterios para que los profesionales, reconozcan el tipo de Fobia que sufra el paciente y prestarle el tratamiento requerido, según sea el respectivo caso.

Causas de las Fobias o trastornos de ansiedad

Este aspecto, que consideramos de suma importancia conocer, para dar las explicaciones concretas sobre las causas de las Fobias, podemos encontrar dos grupos de hipótesis diferentes, que vamos a detallar a continuación.

Hipótesis Asociativas

En primer lugar, tenemos que, según estas mencionadas hipótesis, las Fobias se adquieren por tres posibles vías, a saber:

  • Primero, por una vía, como lo es una experiencia directa traumática con el estímulo, que desde ese momento pasa a ser fóbico. Es por ello, que esta forma de adquisición seguiría los principios del condicionamiento clásico.

 

  • Segundo, las Fobias también se pueden adquirir por experiencia indirecta, a través del aprendizaje vicario, es decir, observando el miedo de una persona ante un estímulo determinado.

 

  • Tercero, también las Fobias se contraen a través de la transmisión de información, lo que quiere decir, que los seres humanos somos contadores de historias y entre ellas transmitimos experiencias desagradables, con estímulos que pueden hacer que el oyente adquiera también cierta aversión, a esos estímulos, sin siquiera haberlos experimentado directamente.

    ¿Necesitas mi ayuda? ¡Dime que necesitas!




    Hipótesis no Asociativas

    Por último, y en segundo lugar tenemos lo que definimos, cuando el cerebro parece estar listo para desarrollar ciertos miedos, y los seres humanos estamos biológicamente predispuestos a aprender y a asociar el miedo con estímulos externos, que han representado una amenaza para la supervivencia de la especie humana, a lo largo de la historia.

    Fobias o trastornos de ansiedad más comunes

    Las Fobias siempre han sido un tema bastante amplio ya que existen un sinfín de ellas, es por eso que en esta oportunidad hablaremos acerca de las fobias más comunes.

    Claustrofobia

    En primer lugar, nos referimos a lo que es la Claustrofobia, se encuentra clasificada dentro de la categoría genérica de los Trastornos de Ansiedad, teniendo la consideración de Fobia específica, en particular de tipo situacional.

    Sin embargo, la misma, se da en lugares cerrados, como una habitación, un ascensor, una cueva, un coche o un simple vagón de metro, en los que el paciente suele anticiparse a una consecuencia negativa o un malestar físico significativo.

    Por consiguiente, es necesario que sepamos indicar debidamente que cada persona afectada, vive la Claustrofobia de una forma distinta. Debido a ello, es que algunas personas pueden llegar a presentar el miedo cuando se enfrentan a determinados lugares concretos, mientras que, por otro lado, hay personas para las que el miedo es mucho más generalizado, pudiendo llegar a presentarse ansiedad anticipatoria, es decir, se da antes de que la persona se encuentre expuesta al estímulo.

    Asimismo, debemos saber que, para tratar asertivamente esta enfermedad, es de suma importancia conocer sus causas y su sintomatología asociada ya que, en ocasiones, puede que existan personas que las confundan con otras patologías.

    Eritrofobia

    En segundo lugar, nos referimos a la Eritrofobia, la cual es también conocida como rubefacción patológica, o miedo al rubor, son personas que temen ruborizarse en entornos sociales. Sin embargo, es una patología clínica común principalmente en los Trastornos de ansiedad, también debemos saber que puede presentarse como signo, o síntoma único sin la necesidad de que exista algún otro síntoma referente al Trastorno de ansiedad.

    Fagofobia

    En tercer lugar, tenemos a la Fagofobia, la cual no es más que un miedo irracional a ahogarse o atragantarse, a la hora de ingerir alimentos, bebidas o pastillas. Asimismo, se engloba todo lo referente a exponerse día a día, a situaciones cotidianas tales como comer, lo que provoca en la persona que tenga como respuesta directa la ansiedad, ya que la misma, puede llegar incluso al ataque de pánico, causando que la persona evite enfrentarse a conductas tan sencillas como comer o beber algo.

    Cabe destacar, que las personas que padecen Fagofobia, señalan que la garganta es más estrecha, o que la laringe se ha hecho más pequeña. Ante ello, tienen la sensación de opresión en su garganta, o que la misma esté mucho más estrecha, lo cual no es para nada real, y por esa razón como consecuencia negativa, las personas ven mas complicado el tragar algún tipo de alimento.

    Ansiedad, Pánico y Fobias

    No obstante, también comentan que la sensación es como si la comida no pasara el cuello y se quedara allí sin poder bajar correctamente.

    Debido a eso, es que debemos comprender por qué los pacientes con este tipo de Fobias dejan de comer alimentos sólidos, ocasionando así que haya cambios drásticos en su alimentación, y optar por consumir alimentos tales como purés o comidas más liquidas, y es por esa razón, que cuanto más sea parecida la comida al líquido, más seguras se sienten y cuanto más fibroso es el alimento, más miedo siente la persona.

    De igual manera, también las mencionadas personas poseen dificultad para tragar pastillas, y más si las pastillas son de un tamaño bastante considerable.

    Amaxofobia

    En cuarto lugar, tenemos lo que es la Amaxofobia, la cual podemos definir como un miedo intenso y persistente a conducir, ante la anticipación o la exposición a los estímulos de la conducción.

    Asimismo, también sabemos que los síntomas provocan un malestar significativo, y serias interferencias con la vida cotidiana, y es por eso, que esta Fobia nos puede bloquear totalmente a la hora de conducir, y sentir que nos es imposible coger el coche.

    Misofonía

    En quinto lugar, podemos apreciar lo que es la Misofonía, la cual se podría definir como una hipersensibilidad auditiva o baja tolerancia ante un cierto estímulo auditivo, pero sin que estos posean unas características concretas.

    Por lo tanto, podemos afirmar que no tienen por qué ser sonidos muy agudos, muy graves, o muy fuertes.

    Brontofobia

    En sexto lugar, nos encontramos con la Brontofobia, la cual se encuentra dentro de lo que son los Trastornos de ansiedad específicos, y se encuentra relacionada con el miedo fóbico a las tormentas, esto puede incluir truenos y relámpagos.

    En este sentido, sabemos que las personas que padecen Brontofobia tienden a experimentar un temor exagerado, irracional e incontrolable podemos indicar, hacia los truenos y relámpagos, desarrollando una respuesta de ansiedad intensa cada vez que se ven expuestos a estos agentes de la naturaleza.

    Aunado a ello, es que consideramos que lo anterior mencionado, produce terror y suele ser la posibilidad de que la persona sea impactada por un rayo, pero existen personas que le tienen miedo a otros aspectos de la tormenta, como, por ejemplo, puede ser el peligro de que caiga tanta agua al punto de lograr derrumbar alguna estructura ya sea cercana, o en las que se está en ese momento.

    Por consiguiente, debemos tener presente que, como consecuencia, esta respuesta de ansiedad ocasiona una serie de conductas, actos y comportamientos los cuales se llevarán a cabo, con la intención de evitar una situación temida, o simplemente, la de escapar lo más pronto posible.

    Cabe destacar, en lo que se refiere a esta Fobia, suele darse mayormente en los niños, en edades bastante tempranas, ya que durante la niñez, logran experimentar cierto nivel de miedo a las tormentas, lo cual es algo natural, sin embargo, si este miedo se logra hacer aun mayor y se fortalece a lo largo del tiempo, no hay dudas de que, puede terminar convirtiéndose en una Fobia real e intensa que afecte gravemente al individuo en edades adultas.

    Psicopatología y Psicología Clínica

    Por otra parte, en lo que respecta a la Brontofobia se ha comprobado que, puede llegar a ser perjudicial ya que afecta la vida cotidiana del individuo, más aún en aquellas situaciones o localizaciones en las que las condiciones climatológicas, de cierto modo, benefician a la aparición constante de truenos y tormentas.

    No obstante, es evidente que, durante ciertas investigaciones dentro del campo de la Psicología, se ha desarrollado distintos tratamientos los cuales son bastante eficaces y es gracias a eso que la persona, puede de cierto modo lograr sobreponerse a la Brontofobia, y lograr recuperar la normalidad a su vida diaria.

    Entomofobia

    En séptimo lugar, tenemos lo que conocemos como la Entomofobia, la cual simplemente podemos precisar que es un miedo irracional y persistente, que se manifiesta ante la presencia de insectos, y es por esa razón que la misma puede aparecer en cualquier lugar, ya sea mientras acampamos en una montaña, durante un paseo por el parque, al salir a correr por la playa o al visitar una casa en el campo.

    Debido a ello, es que esta Fobia, aunque para muchos resulte algo estúpido, debido a que algunos insectos no representan un peligro, la realidad refleja, que crea sentimientos de malestar a la persona que lo sufre, y puede llegar a experimentar altos niveles de ansiedad y angustia, además de un intento desesperado de evitar el estímulo causante de la Fobia.

    Ahora bien, aunque la mayoría de los insectos no ocasionan ningún tipo de daño significativo a los seres humanos, y no representan una amenaza, es una fobia que al igual que el resto merece su nivel de importancia ya que quienes sufren con esta patología, pueden llegar a experimentar altos niveles de ansiedad con el simple hecho de pensar u observar a un insecto.

    Asimismo, las personas con Entomofobia, puede que sientan un poco de vergüenza y a su vez sean conscientes de su miedo, pero de igual modo son incapaces de enfrentar esa situación y es por esa razón, que en la mayoría de los casos requieren de ayuda profesional para superarlo.

    Normalmente, cualquier insecto, ya sean arañas, avispas, mariposas, libélulas u orugas, pueden convertirse en el estímulo detonante de la Fobia, y es por ello, que estas personas necesitan de ayuda profesional.

    Aerofobia

    En octavo lugar, nos encontramos con la Aerofobia, la cual no es más que un miedo irracional e irracional a viajar en avión, o en cualquier vehículo aéreo, y es importante saber que las personas que padecen este Trastorno, normalmente, experimentarán una gran ansiedad ante cualquier idea acerca de subir, aunque la persona sepa que no corre un peligro grande.

    Sin embargo, en la mayoría de los casos, la simple idea de volar desencadena altos niveles de ansiedad en el sujeto, que pueden desembocar en un ataque de pánico, y si el problema no logra ser muy grave, quizá se puede controlar ese miedo y se logre subir al avión, pero se tendrá que pagar un elevado peaje psicológico por ese viaje.

    Tripanofobia

    En noveno lugar, vamos a encontrar la Tripanofobia, la cual no es más que un miedo desproporcionado originado por agujas o inyecciones, en los casos cuando el estímulo fóbico, está presente, la persona manifiesta síntomas ansiosos inmediatos, los cuales, por consiguiente, ocasionan que quiera evitar esa situación a toda costa.

    En este sentido, este miedo a las inyecciones es muy desproporcionado, es decir, es un miedo completamente irracional, ya que, viéndolo desde un punto de vista objetivo, no existe ningún tipo de peligro real.

    Ahora bien, en lo que respecta al miedo a las agujas, en ocasiones te puede ir en conjunto con el miedo a la sangre, lo cual es incluso objeto de miedo al dolor, traduciéndose, así como Algofobia.

    Cabe destacar, que suele ser bastante incapacitante para el sujeto, ya que, es muy común que los seres humanos se tengan que someter a distintos procedimientos médicos que requieren inyecciones. Sin embargo, a todas estas, la persona en cuestión, lo pasa realmente mal, ya que se ve obligado a exponerse a ese estimulo fóbico.

    Acrofobia

    En décimo lugar, nos referimos a lo que es la Acrofobia, la cual consiste en esos sentimientos de inseguridad originados por que la persona se encuentre a una altura considerable, lo cual normalmente, es asociado con un instinto natural.

    Generalmente, es importante que aclaremos que la Fobia a la altura, no tiene nada que ver con el miedo común que sentimos a las alturas que este último normalmente se relaciona al sentido común.

    En este sentido, en cuanto al caso de la Fobia a las alturas, se trata de una patología la cual puede afectar de forma negativa la vida cotidiana de las personas, y de esta manera les resulta imposible hacer cosas tan sencillas, como subir una escalera o mirar por la ventada de un cuarto piso.

    Debido a ello, es que este Trastorno, se denomina Acrofobia, y el mismo debe requerir un tratamiento cuando representa algo negativo en la vida diaria del individuo. De este mismo modo, esta Fobia es capaz de generar efectos negativos no solo a nivel fisiológico, sino que también a nivel psicológico.

    Somnifobia

    Por último, y en onceavo lugar, tenemos a la Somnifobia, la cual no es más que un miedo irracional al igual que las Fobias anteriormente mencionadas y también es conocida por los nombres Hipnofobia, Clinofobia, ansiedad del sueño, o Fobia al sueño.

    Cabe destacar, que la Somnifobia difiere de los Trastornos del sueño, como lo son el insomnio o la apnea del sueño, pero lo normal es que todas estas condiciones, se encuentren relacionadas.

    Igualmente, también consideramos a las personas que la padecen, a aquellas que hacen todo lo posible para evitar ir a dormir, es por esa razón que cuando por fin logran dormir, esto termina siendo una experiencia perturbadora y desagradable para ellos.

    Para finalizar, sin dudas, el sueño es muy importante para nuestro desarrollo y bienestar físico y emocional ya que la falta del mismo puede desencadenar un sinfín de síntomas y efectos secundarios importantes. Es por esa razón, que este tipo de Fobia en específico, al igual que algunas otras hace que la persona necesite de la ayuda de un profesional y que de esta manera, pueda trabajarla de forma asertiva.

     Otros tipos de trastornos y la Psicología

    Qué hace un psicólogo infantil: Principales funciones

    Qué hace un psicólogo infantil: Principales funciones

    Desde su nacimiento y durante su desarrollo, los niños suelen atravesar o tener incomodidades en las conductas que no logran ...
    Leer Más
    Habilidades de un psicólogo infantil ¿Cuáles son?

    Habilidades de un psicólogo infantil ¿Cuáles son?

    Las habilidades de un psicólogo infantil, son esenciales para poder lograr avances en el niño. Este profesional depende de su capacidad ...
    Leer Más
    Cuál es el objetivo de la psicología clínica infantil

    Cuál es el objetivo de la psicología clínica infantil

    El estudio del desarrollo del niño, y su forma de actuar, desde que nace, siempre ha sido del interés de ...
    Leer Más
    Psicología del Color

    Psicología del Color

    En ocasiones es imposible no preguntarnos como la percepción de algunos colores puede de cierta manera influir en nuestro día ...
    Leer Más
    ¿Qué son los celos?

    Celos en la infancia

    Es muy común que existan situaciones o conductas que indiquen que existe celos en algún miembro de la familia, recordemos ...
    Leer Más
    qué es el trastorno de déficit de atención con hiperactividad (TDAH)

    Qué es el trastorno de déficit de atención con hiperactividad (Tdah)

    Conocer qué es el trastorno de déficit de atención con hiperactividad, es fundamental para los padres, maestros y otras personas ...
    Leer Más

    Deja un comentario