Cuáles son las mejores mascotas para niños con autismo

Es conveniente para los padres saber acerca de las mascotas para niños con autismo más recomendadas y de qué manera su compañía puede apoyarlos. Además, aprenderás a cómo se debe enseñar a los animales a permanecer con los niños con esta condición.

mascotas para niños con autismo

Mascotas recomendadas para niños con autismo

Existe una gran variedad de animales entre las mascotas para niños con autismo, que pueden ser seleccionadas por  los padres para mejorar la manera en que se relacionan y reaccionan sus hijos. En niños con condiciones especiales, estas mascotas los ayudan en su desenvolvimiento interpersonal y también aportan a los progenitores, momentos para interactuar con ellos.

Las mascotas y niños con autismo tienen una relación muy especial, porque estos animales ayudan a los infantes y adolescentes a mejorar el vínculo que tienen con su entorno, dándoles autoconfianza, disminuyendo su ansiedad y aumentando su empatía con otras personas.

mascotas para niños con autismo

Los niños con Trastorno del espectro autista (TEA), presentan características especiales que, hacen que su forma de desenvolverse en su entorno sea muy diferente. Entre las nuevas maneras que se están utilizando hoy en día, se encuentra brindarles una mascota a los niños para estimularlos.

Con referencia a esto, podemos señalar la opinión de  la veterinaria María Sánchez, que explica las razones de usar  esta nueva estrategia que se está aplicando con los niños que padecen este síndrome. Esta especialista indica que, «todo depende del lugar, el tipo de niño y el animal que se le va a dar para que les haga compañía». Además, señala que, en un estudio realizado por universidades en Francia  con niños de esta condición, el método ha tenido resultados muy interesantes.

¿Cuál es la mascota ideal para niños con autismo?

También destaca que los gatos son las mejores mascotas recomendadas, explicando las siguientes razones:

  • Este estudio realizado por investigadores franceses, ha reflejado que los niños tienen un vínculo mucho más fuerte con los gatos.
  • Se consideran ser las mejores mascotas por la mirada del gato, ya que tiene una mirada muy corta y después de 5 segundos la cambia de posición.
  • Esa mirada corta, es menos amenazante para el niño que la mirada larga que tiene un perro.
  • Los gatos tienen la misma disposición que los niños que poseen esta condición, le gustan los lugares calmados y callados.
  • Tienen una rutina diaria, que es muy importante de observar para los niños con este síndrome.
  • Son muy fáciles de cuidar y no hay qué sacarlos a la calle a pasear ni a hacer sus necesidades.

Podemos también resaltar sobre los niños con autismo y mascotas, lo declarado por la científica Gretchen Carlisle. Ella es una  científica del centro de investigación para la integración humano-animal de la facultad de medicina y veterinaria del MU, indica que “en las investigaciones realizadas, se descubrió que a pesar de la responsabilidad del cuidado de estas mascotas, se crearon  fuertes lazos con los animales, disminuyendo el estrés de los padres”.

¿Cómo enseñar a las mascotas para niños con autismo?

mascotas para niños con autismo

Si decides tener una de las mascotas para niños con autismo recomendadas por los especialistas,  debes darle un entrenamiento especial a este animal, para que puedas obtener los resultados terapéuticos que deseas producir para el niño.

Las mascotas para niños con TEA, necesitan tener condiciones especiales.  Este entrenamiento se describe a continuación:

  1. Debe ser un animal tranquilo.
  2. Se le deberá enseñar a estar sentado, para que se deje acariciar.
  3. Tiene que estar en contacto con otros niños desde una edad muy temprana, para que no se ponga nervioso y se acostumbre a la presencia  de los infantes.
  4. Se le debe enseñar a seguir  las órdenes básicas como pararse, sentarse y otras instrucciones necesarias que consideren los padres y terapeutas.

Además, ellos no deben reaccionar ante ruidos inesperados, para evitar que pueda causar algún daño al niño.

¿Cómo ayudan algunas razas de perros a los niños con autismo?

Las mascotas para niños con autismo, los ayudan de muchas formas, dependiendo de las características y de los tipos de animales que sean seleccionados para hacerles compañía en un momento determinado.

Para ser una mascota de niños  con esta condición, debe tener características especiales que le permitan participar en las terapias. Los perros deben ser tranquilos y obedientes, no pueden ser agresivos, cuando están en contacto con personas y sobre todo con niños.

Las mejores razas son los labradores y los Golden, que tienen estas características innatas que  predominan en su manera de ser y de reaccionar. Son predecibles, tolerantes, flexibles y calmados y trasmiten afecto y cariño, son obedientes y no son agresivos. Además son muy fáciles de cuidar.

Estas razas de perros, amigos de juego de los niños, les hacen compañía y proporcionan  afecto y cariño, tanto a los infantes como a sus padres.

Terapias con animales para niños con autismo

Entre las mejoras positivas que se observan con este tipo de terapias, está la disminución del nivel de agresividad de estos niños, las actitudes de lesionarse a ellos mismos disminuyen, cada vez establecen más contacto visual, comienzan a expresar alegría, sonríen más y se puede notar un comportamiento afectuoso hacia otras personas.

Estas terapias logran notables avances en los campos del lenguaje y a nivel cognitivo. Los animales, estimulan y refuerzan el aprendizaje en los niños con graves problemas de lenguaje. Otro factor importante es que, esta clase de terapia no solamente involucra al niño sino también a un animal, la interacción entre ello es beneficiosa y positiva.

Existen varias terapias con las mascotas para niños con autismo. Por ejemplo, las actividades asistidas, donde participa el animal entrenado, el paciente y el terapeuta, quien orienta la actividad que se vaya a realizar.

Los programas de visita, donde  un animal es llevado a la residencia o a una institución, para que comparta con estos infantes, es llevado por el instructor y en todo momento se observa la actividad que realizan los niños con la mascota.

Otros animales para las terapias

El animal de terapia ofrece un estímulo multisensorial muy potente, por lo que es un gran refuerzo en la terapia conductual. Es una ayuda para la realización de habilidades particulares o acciones específicas, los niños responden muy bien cuando el animal participa. Es una forma de que aprendan la interacción con otro ser vivo, que les dará atención sin invadir excesivamente su espacio, esto es muy importante.

Otros animales que ayudan al desarrollo y desenvolvimiento de los niños con autismo son los siguientes:

1. Caballos: Muchos expertos indican que estos animales ayudan a que los niños con autismo tengan mejor equilibrio y movilidad. Igualmente, permite que tengan mejor comunicación y comportamiento frente a otras personas. Esta actividad lleva el nombre de equinoterapia y permite que los niños se relajen junto al caballo, jinete y terapeuta que lleva su caso.

2. Delfines: Estos se consideran animales muy inteligentes, la delfinoterapia permite que los niños aumenten la concentración y además, tengan más contacto físico con las personas que los rodean. Siendo esta una actividad que se lleva a cabo en Europa, gracias a la Conselleria de Bienestar Social, quienes junto a sus aliados realizan estas terapias, estudios y avances con respecto al Autismo.

3. Leones marinos: Estos animales ayudan a la motricidad fina y gruesa de los niños con autismo, estimula su cognición, permiten que sean más empáticos, la ansiedad que algunas veces puedan presentar y desarrollan su capacidad de comunicación.

La terapia con animales ha demostrado ser de gran ayuda para estos niños, pues permite que se relacionen con el exterior y con otros seres humanos. Los animales logran despertar en estos niños emociones y así captan su atención, debido a que ellos tienen una gran capacidad para vincularse con las personas, y estos niños no son la excepción.

Esta relación entre el animal y el niño con TEA, se utiliza como punto de partida, para trabajar procesos de comunicación, relación y apertura emocional. Es un gran modo de ayudarlos con la motricidad fina, a desarrollar habilidades sociales y a tener seguridad y confianza.

¿Cómo pueden ayudar los animales a los niños con autismo?

El animal de terapia ofrece un estímulo multisensorial muy potente, por lo que es un gran refuerzo en la terapia conductual. Es una ayuda para la realización de habilidades particulares o acciones específicas, los niños responden muy bien cuando el animal participa. Es una forma de que aprendan la interacción con otro ser vivo, que les dará atención sin invadir excesivamente su espacio, esto es muy importante.

Entre los beneficios que estas mascotas aportan a los niños está la disminución de estrés y la ansiedad, les permite ser más tolerantes. Además, les ayudan a identificar los gestos y reacciones de las demás personas a través de estos animales.

Estas actividades lúdicas están dirigidas a mejorar la autoestima y seguridad. También permiten que los niños puedan interactuar con estas mascotas y con el medio que los rodea.

Los niños con autismo y los animales pueden tener una relación que les hace ver el mundo de otra manera, estableciendo una conexión única que les permitirá expresar sus sentimientos de forma espontanea.

Si quieres información sobre el  el síndrome de espectro autista (Autismo, Asperger) mira estos videos son super interesantes El mundo del Autismo

 

Deja un comentario